Inicia la fiesta de Futbol

sábado, 8 de marzo de 2008

Monterrey Vs. Tigres

Excelente el clásico del norte



2 - 3
Min. 11 Lucas Lobos (Tigres)
Min. 45 Luis Pérez (Monterrey)
Min. 54, 76 José Rivas (Tigres)
Min. Jared Borgetti (Monterrey)
Final



Tigres de la UANL aprovechó las graves deficiencias defensivas a balón parado de Monterrey para derrotarlo 3-2 y adjudicarse la edición 86 del Clásico Regio, en duelo correspondiente a la fecha nueve del Torneo Clausura 2008 del fútbol mexicano.

Los goles del triunfo fueron obra del argentino Lucas Lobos, al minuto 12, y de José Rivas en dos ocasiones, a los 54 y 76. Luis Pérez, al 45, y Jared Borgetti, al 85, marcaron por Monterrey en este duelo que se disputó en el estadio Tecnológico.

Con este resultado, Tigres sumó 14 puntos y escaló provisionalmente al cuarto sitio del Grupo Tres. Monterrey se quedó con 10 en el segundo pelotón.

En el inicio de las hostilidades Tigres y Rayados intercambiaron papeles respecto a como se esperaba que plantearan su juego, pues mientras los felinos salieron con una vocación más ofensiva, Monterrey fue más cauteloso y no tuvo tanto tiempo el balón como le gusta hacerlo.

Esta postura de apretar a rival le dio dividendos tempraneros a la UANL, aunado también a un error del guardameta Christian Martínez, quien despejó al centro un tiro de esquina que le cayó al argentino Lucas Lobos que sacó un tiro machucado que entre un "mar" de pierna se coló pegado al poste derecho, al minuto 12.

Fiel al estilo de Manuel Lapuente, con el transcurso de los minutos y con la ventaja, los visitantes se echaron completamente para atrás, le dejaron toda la iniciativa al rival, que gustoso la aceptó.

El intenso tráfico de medio campo al frente que se encontró el cuadro del argentino Ricardo La Volpe le complicó mucho la claridad a los de casa que fue hasta el minuto 30 cuando inquietaron a Cirilo Saucedo a través de Luis Pérez, quien en un tiro libre sacó un disparo que reventó la horquilla.

La presión aumentó en la recta final de la primera parte, Monterrey bien pudo conseguir el empate, algo que no sucedió debido a que le temblaron las piernas a Joel González, quien de frente no se atrevió a disparar y cedió el esférico al chileno Humberto Suazo, quien ya muy forzado voló su remate.

Cuando parecía que se irían al descanso con la desventaja, apareció nuevamente la pierna educada de Luis Pérez que tuvo otro balón parado que ejecutó de manera magistral para batir a Cirilo Saucedo y lograr un justo empate, al minuto 45.

La igualada hizo suponer que el panorama sería más claro para Rayados, sin embargo, un nuevo error de su defensa compartido con Christian Martínez, le abrió las puertas al segundo tanto de Tigres, al minuto 54.

En un tiro libre por izquierda, Lobos puso el balón en el corazón del área chica sin que Martínez saliera a cortarlo cuando era su zona, lo que aprovechó José Rivas para rematar a placer y enviar el esférico al fondo de las redes.

Contrario a lo que ocurrió la primera vez que se fueron al frente en la pizarra, Tigres supo manejar con inteligencia, no regaló el campo, tuvo el esférico y nulificó por completo a un Monterrey parco, poco profundo y sin alguien de peso al frente.

Pese a que necesitaba ser ofensivo, La Volpe decidió sacar al brasileño Robert de Pinho y darle la oportunidad a Jared Borgetti, quien tuvo mucho que ver en el tercer tanto felino al dejar libre en la marca a Rivas, quien no tuvo problema para rematar un tiro de esquina y poner el 3-1 que parecía definitivo, al 76.

A cinco minutos del final, Borgetti le puso emoción y dramatismo al acortar distancias con el sello de la casa para darle nueva vida a su equipo que se fue con todo en pos del empate y que lo consiguió en dos ocasiones, las mismas que fueron anuladas por el silbante.

La primera de ellas en un balón largo que Jared peinó a la llegada de Jesús Arellano, quien batió a Saucedo, sin emabrgo, el asistente número dos, Francisco Pérez, marcó un fuera de lugar muy apretado.

Y ya en tiempo de compensación el silbante Paul Delgadillo marcó una dudosa falta de Borgetti sobre Rivas, cuando el primero ya había ganado el esférico con un remate que terminó en el fondo de las redes, lo que fue el colofón de un partido dramático, polémico y peleado que ganó el que aprovechó las fallas del rival.

El arbitraje estuvo a cargo de Paul Delgadillo, quien tuvo una actuación polémica. Amonestó a Luis Pérez (57) y al brasileño Robert de Pinho (63) por los de casa. El argentino Fabián Cubero (14), Javier Saavedra (43) y Jesús Chávez (44) vieron cartón preventivo por los visitantes.


Fuentes: ESPNdeportes

1 comentario:

Maria dijo...

HOLA, CLARO KE SI LOS CLASICOS SIEMPRE DE TIGRES, UNOS CUANTOS DE RAYADOS PA KE NO DIGAN KE SE LOS ROBAN, ES KE NO SABEN PERDER